Carril bici «de pega»

Es bien conocido que el carril bici de la Alameda es prácticamente invisible y es fuente continua de conflicto con los peatones que no lo ven. Por si fuera poco, la sutil línea blanca que lo delimita es una pegatina que se despega con mucha frecuencia.

Compartir