Socavón en el carril a la altura de la Aduana

Cuando el carril bici sale del tramo inicial del parque entre vegetación, para adosarse a la calle Cortina del Muelle, se cruza con la acera por la que transitan peatones con franjas de suelo empedrado. Parte de ese empedrado se ha desprendido, provocando un socavón importante, que se une a la poca visibilidad por el quiebro que hace el carril al incorporarse a la calle, y hace difícil prestar atención a todo a la vez (peatones, socavón, ciclistas que vienen de frente). Si además el suelo está mojado, el empedrado resulta muy resbaladizo y el peligro es máximo.

Compartir